Quienes Somos Correo de Lectores Biblioteca Soldados Contáctenos
 
Registro de la Propiedad Intelectual Nro 700.598
Publicado por Fundación Soldados
» Misceláneas
» Institucionales
» El Ejercito en Acción
» Cuestión de Género
» El refugio

» Humor
» Malvinas
» Modelismo
» Militaria
» Historia Militar
Números Anteriores Suscríbase

160 / octubre 2009

CURSO DE CAZADORES DE MONTE
Un difícil teatro de combate

SAN PEDRO – MISIONES
El ejército y su compromiso solidario

REGIMIENTO 1 PATRICIOS
Con el espíritu de la Infantería

CAMPO DE MAYO
Los Ingenieros en su día

COMANDO CUERPO DE EJERCITO III
¡FUEGO!
El gran enemigo

OPERACIONES
En defensa del medio ambiente

ESTADO MAYOR CONJUNTO
Una nueva visión de la defensa civil

RC TAN 11 - SANTA CRUZ
Rugir de Blindados en la Patagonia Austral

BUZOS DE EJÉRCITO
Buceo en la Antártida

EL EJÉRCITO ARGENTINO Y LA PRODUCCIÓN NACIONAL / Capítulo Decimoctavo
Con obras para el país

HISTORIAS DEL PENSAMIENTO POLITICO NACIONAL / Capítulo Decimoquinto
La Revolución del '43

INSTITUTO DE INTELIGENCIA DE LAS FUERZAS ARMADAS
Inteligencia Conjunta

EDIFICIO LIBERTADOR
El 61º aniversario de la creación del Estado Mayor Conjunto

2DA SECCION
SEGURIDAD E HIGIENE INSTITUCIONAL

Un Departamento que trabaja en la prevención de accidentes

EL PATON BAUZA
Un DT campeón de América

EL EJÉRCITO ARGENTINO Y LA PRODUCCIÓN NACIONAL / Capítulo Decimoctavo
Con obras para el país
por Lauro S. Noro

“Los primeros en llegar y los últimos en retirarse”. Con ese lema, los ingenieros del Ejército, más allá de la específica tarea militar, dejaron su impronta en numerosas acciones subsidiarias para beneficio de la sociedad. Caminos, puentes, escuelas, pistas de aviación, ferrovías, rescates de alta montaña, auxilio en catástrofes y desastres naturales, construcción de viviendas, son algunos de sus legados que subsisten al tiempo y a la indiferencia.
TOPADORA en el tramo Pto Almanza en Ushuaia.
 
El Aguilucho Oscar Gálvez recorría los últimos kilómetros de esa etapa del Gran Premio de Turismo de Carretera en 1949. Una competencia que dio la vuelta al país. La cupé Ford blanca y negra trepaba a gran velocidad por el camino de cornisa entre Salta y Jujuy. Sobre las laderas del cerro, los espectadores saludaban su paso. En medio de ellos, conscriptos de la Agrupación de Ingenieros de Montaña, picos y palas en mano, sonreían satisfechos. No era para menos. Hacía más de un mes que trabajaban a destajo para acondicionar la ruta de la carrera. Lo mismo que sus compañeros de otras unidades de zapadores por donde pasaron los bólidos: Mina Capillitas, Catamarca; Pampa de Achala, Córdoba; Esteros de Iberá, Entre Ríos; Villa La Angostura, Neuquén; Tierra del Fuego… Allí estaban. Como en las miles de obras que a lo largo de más de un siglo realizaron los cinco batallones de línea del Arma de Ingenieros, con asiento en Campo de Mayo, Paraná, Córdoba, Tucumán, San Nicolás, Concepción del Uruguay, Gualeguaychú, Santa Fe, Bariloche, Chaco, Santa Cruz, entre otras ciudades de la Argentina. Hablan por ellos. El puente internacional Paso de los Libres-Uruguayana; el túnel trasandino; el Aeropuerto de Ezeiza; el Mercado de Concentración de Buenos Aires; el dique Farallón Negro; el Hospital Militar Central y el Colegio Militar de la Nación, por nombrar sólo algunas.
 
DESTACAMENTO de Ca Const / B Ing 601 en Pto Almanza

A lo largo y ancho
En 1912 el Batallón Nº 6 de Ingenieros Ferrocarrileros construyó el ramal Campo de Mayo-El Palomar del Ferrocarril Pacífico (hoy San Martín), a un costo de $ 300.000 m/n. Más tarde y bajo el mando del Mayor Alfredo Zavaleta Carriego, hizo el tramo Rosario de Lerma-Socompa con el montaje de 33 puentes, 13 viaductos y 21 túneles perforados en roca dura sobre 3323 metros de altura y el de Villa Federal-Concordia, en Entre Ríos.
En la Patagonia, el Batallón de Ingenieros Motorizado dejó, entre otros, puentes sobre los ríos Santa Cruz, Cangrejo y Las Vueltas, en la provincia homónima y caminos para llegar a las minas de carbón, en Río Turbio, a Lapataia, Rancho

Hambre y Aserradero Preto, en Tierra del Fuego. También, hizo volar 600 m3 de roca para el acceso al glaciar Perito Moreno, en El Calafate.
En Formosa, la 11 Compañía de Zapadores con tren de puentes se destacó -aparte de los muchos que ejecutó-, por un emprendimiento conjunto con la Aviación Naval que en 1946 con sus aviones, trasladó desde San Nicolás hasta la provincia al primer batallón de zapadores pontoneros. La idea era construir un camino carretero entre Comandante Fontana y Fortín Sargento Primero Leyes, a lo largo de 100 kilómetros, con terraplenes y seis puentes de quebracho para 30 ton. Se utilizaron troncos de palmeras

cortados en la zona y un equipo caminero de la Gendarmería Nacional. El personal casado podía ver a su familia sólo una vez cada tres semanas, razón por la cual muchas esposas de oficiales y suboficiales, con sus hijos o por nacer, acompañaron a sus maridos en una demostración de apoyo. Carpas y ranchos fueron sus hogares a la vera del camino. Los alimentos no se conseguían fácilmente. El pan hecho con grasa solía durar poco menos de seis días; el agua no era potable y no siempre se disponía de médico por lo que un enfermero atendía las necesidades de los trabajadores.
El Batallón de Zapadores de Montaña, en Mendoza, puso en condiciones una variante de la vía terrestre entre la ciudad y Uspallata por Punta Las Lajas-Casa de Piedra; también, la que iba al manzano histórico en El Potrerillo, Tunuyán.
En Las Lajas, Neuquén, la Agrupación Nº 1 de Zapadores de Montaña se dedicó a la forestación y construcción de represas y acequias para riego permanente, a la reconstrucción del puente Alsina sobre el arroyo Haichol y a la ampliación del desfiladero Pino Hachado en el límite internacional con Chile.
El congelamiento de la laguna Atuel, en el departamento de San Rafael, Mendoza, no permitía un flujo constante de agua para abastecer al lugar. Con varias voladuras el Batallón de Ingenieros de Combate 141, de Campo Los Andes, solucionó el problema.


Los números hablan

Entre 1942 y 1974 el Arma de Ingenieros construyó 15.761 kilómetros de caminos; 33 kilómetros de terraplenes y defensas de todo tipo para obras de bien público y realizó 42 perforaciones para abastecimiento de agua potable; 60 kilómetros de tuberías y entubamientos; 47 puentes de madera, 81 metálicos, 114 carreteros de hormigón armado de distinta longitud y capacidad y 7 colgantes; 10 pistas de aterrizaje; 315 alcantarillas; 6 muelles de embarque; 66 obras de arte menores; 8,8 kilómetros de navegación en operaciones; 5000 infraestructuras para viviendas del plan nacional de erradicación de villas de emergencia, plateas de ubicación, redes eléctricas, cloacales y de agua corriente y caminos interiores; más de 400 viviendas definitivas para la segunda etapa de ese plan.
El Batallón de Ferrocarrileros instaló vías férreas en Salta, Entre Ríos, Córdoba, Buenos Aires, entre otras provincias. Las tropas de ingenieros de montaña abrieron caminos desde Bariloche a Jujuy, en zonas difíciles de la cordillera. También, las unidades, subunidades, agrupaciones y subagrupaciones cordilleranas construyeron defensas contra aluviones y avalanchas e instalaron puentes y esos trabajos muchas veces, exigieron el tributo de anónimas vidas de soldados. Y las de ingenieros de monte hicieron otro tanto en lugares como El Impenetrable y en el NOA y NOE de nuestro país con innumerables emprendimientos.

 
INGENIEROS en la construcción del tren de las nubes

Obras y más obras
Entre las muchas realizaciones, basta con mencionar el trazado de una ruta en Tierra del Fuego, al margen del Canal de Beagle, entre Puerto Harberton y Moat. Hubo que superar las inclemencias del tiempo y obstáculos de la naturaleza como fango, turba, bosques, nieves, ríos y arroyos. La Compañía A del Bat de Ing de Construcciones 601 pudo finalizar el que se denominó Camino del Atlántico.
Desde Santo Tomé, Santa Fe, el Batallón de Ingenieros de Construcciones 121 se empeñó en el armado de terraplenes de defensa contra inundaciones en una extensa zona del norte santafesino; consolidó el puente colgante sobre la laguna Setúbal con el vuelco de 6.000 ton de piedra y bolsas de cemento y rehabilitó la ruta nacional 168 con la construcción de siete puentes Bailey.
Por su parte, el Batallón de Ingenieros de Construcciones 181 permitió el acceso al vértice norte

del complejo Chocón-Cerros Colorados con un camino de 58 kilómetros y con otro de 300, llegar a la isla Puerto Colorado desde Sierra Grande. Con el puente Andacollo de hormigón armado, de 88 metros de largo sobre la ruta provincial 101, comunicó a Chile por el paso Lumaria-Puerto Quilca.
Con el apoyo de la Secretaría de Vivienda el Batallón de Ingenieros de Construcciones 601, con asiento en Villa Martelli, trabajó en la erradicación de villas de emergencia y construyó más de 4.000 estructuras para viviendas.
La Compañía de Ingenieros 3, de Monte Caseros, Corrientes, motorizó tareas de educación, sanidad y bien público y refaccionó y reparó el templete de la casa natal del General San Martín, en Yapeyú.
En Bariloche, la Compañía de Ingenieros de Montaña 6 abrió y despejó apertura la picada del cerro López y tres pistas del cerro Catedral y rescató personas y vehículos bloqueados en la zona por las intensas nevadas.
Mientras que la Compañía de Ingenieros de Monte 7 levantó un puente internacional sobre el río Pilcomayo, en Clorinda, Formosa y otro de hierro, de más de 22 metros, en Pago Redondo, en Goya, Corrientes. Y siguen las realizaciones…

Fuentes: Los ingenieros en el Ejército Argentino, de Isidoro RuizMoreno; Historia del Arma de Ingenieros del Ejército Argentino, II Tomo y Los ingenieros militares y sus precursores en el desarrollo argentino entre 1930 y 1980.

  © 2009 Soldados Digital webdesign » lasNancis