Quienes Somos Correo de Lectores Biblioteca Soldados Contáctenos
 
Registro de la Propiedad Intelectual Nro 700.598
Publicado por Fundación Soldados
» Misceláneas
» Institucionales
» El Ejercito en Acción
» Cuestión de Género
» Los Protagonistas

» Humor
» Malvinas
» Modelismo
» Militaria
» Historia de Unidades
Números Anteriores Suscríbase

153 / marzo 2009

SUMARIO

TARTAGAL – SALTA
El Ejército dijo presente

REGIMIENTO DE GRANADEROS A CABALLO
Hace 231 años nacía el General San Martín

ENTREVISTA A LA DRA. SABINA FREDERIC, SUBSECRETARIA DE FORMACIÓN MILITAR
Los desafíos de formar militares hoy

HISTORIAS DEL PENSAMIENTO POLITICO NACIONAL / Capítulo Octavo
El general de los ferrocarriles

EL EJÉRCITO ARGENTINO Y LA PRODUCCIÓN NACIONAL / Capítulo Décimoprimero
Ayer y hoy de la CNEA

ESCUELA DE SUBOFICIALES SARGENTO CABRAL
Ingreso 2009

CABO 1RO RODOLFO AGUSTÍN LÓPEZ
Réquiem para un Soldado Argentino

2DA SECCION
8 DE MARZO - DIA INTERNACIONAL DE LA MUJER
Mujeres de armas tomar

ASTILLERO RÍO SANTIAGO
La puesta a nuevo de la Fragata Libertad


ESCUELA DE SUBOFICIALES SARGENTO CABRAL
Ingreso 2009
por Lucía Tornero

Una sola decisión puede cambiar por completo nuestras vidas. Más aún, cuando quienes deben tomarla son los jóvenes, quienes aún tienen un largo camino por transitar. Comprobamos una vez más que una gran cantidad de chicos optaron por que esa decisión sea dedicar su vida al Ejército. La Escuela de Suboficiales Sargento Cabral se enorgullece de haber tomado este año, a aproximadamente 700 aspirantes que sueñan con convertirse en suboficiales de la Fuerza. Jóvenes de todo el país se presentaron en el instituto para recibir la orientación correspondiente y realizarse los estudios médicos requeridos para el ingreso.
INTERCAMBIO de experiencias, emociones y expectativas. Los aspirantes ya demuestran signos de camaradería.

La norteña provincia de Jujuy todos los años demuestra gran interés en que sus jóvenes ingresen en el Ejército. No es un hecho fortuito. Los chicos son agradecidos a quien podría decirse es el artífice de una movida que se extiende a lo largo del año y que, con esfuerzo y dedicación, logra sumar fieles a la causa militar. Hablamos de Américo Suazola, Presidente de la Comisión de Padres de Jóvenes incorporados en la ESSC. Para este año, logró reclutar 80 jujeños, 15 de los cuales son mujeres. “Nuestro objetivo es poder ayudar a los chicos de nuestra provincia, especialmente aquellos que viven en lugares muy alejados. Los acompañamos en el proceso y aquí estamos hoy, luego de un viaje muy largo en micro -nos confesaba este señor quien sabe el nombre de todos los jujeños que viajaron- El mensaje que quiero transmitirles es, como dijo una vez un poeta: ‘La juventud es la etapa dorada de la vida’. Los jóvenes le tienen un poco de miedo al Ejército, pero yo les digo que es una oportunidad. Les da un sentido de responsabilidad y es una posibilidad de progreso, especialmente para aquellos que no pueden estudiar, muchas veces por cuestiones económicas. Llegan acá con el deseo de tener un futuro”.

 
LAS CHICAS por un lado. Con los bolsos en mano, se dirigen a completar los trámites que plasmarán definitivamente su ingreso en la ESESC.
LOS futuros suboficiales deben entregar una completa documentación para concretar su incorporación.

 
SOLDADOS dialogó con muchos de los aspirantes, tímidos algunos pero emocionados en su totalidad y con mucha ansiedad que se reflejó a lo largo de la jornada. Pablo Aguirre, de Ledesma, alentó a otros a darle un intento: “Es una experiencia muy linda y hoy siento muchísimo orgullo, al igual que mis padres, por tener un hijo acá”. Edgar Morales siguió los pasos de su hermana, que hoy es Cabo 1ro. “Es algo muy emocionante estar acá. Por suerte tengo a mi hermana que me da consejos”.
Separadas en otro grupo, estaban las mujeres, un poco vergonzosas, pero que no vacilaron en brindarnos su testimonio. Verónica Barrionuevo quería formar parte del Ejército desde que era chica y miraba esas películas de guerra. “Creo que mi carácter fuerte me va a ayudar. Quiero llegar a ser Cabo 1ro de Artillería -nos confiesa-. Mi mamá me decía siempre que lo piense muy bien, porque es una vida sacrificada, pero yo creo que vale la pena”. Alejandra Ramos recorrió un camino muy largo, no sólo por el hecho de haber viajado desde La Quiaca, de donde es oriunda, sino porque ingresar en la Escuela le demandó tres intentos. Haciendo honor al refrán, “la tercera es la vencida”, hoy alza la cabeza en alto al saber que formará parte de la Fuerza. Su madre, Elena Rafaela, no dejaba de ocultar aquel brillo de orgullo por un hijo: “Ella hizo todo sola. Se empeñó y a pesar de que le tomó un tiempo, porque en una oportunidad no pudo reunir todos los documentos necesarios, hoy está acá. Doy gracias a Dios por esta posibilidad”.
  © 2009 Soldados Digital webdesign » lasNancis